Salud

¿Cómo prevenir el botulismo?

Atención a las conservas.
Atención a las conservas.

A raíz de dos casos sospechosos de botulismo ocurridos en Córdoba, la Dirección de Bromatología alerta sobre este tema y difunde buenas prácticas de preparación de los alimentos y recomendaciones para evitar esta grave enfermedad.

Se trata de una mujer y un hombre de 27 y 30 años, oriundos de la provincia de Buenos Aires.

“ANMAT envió un alerta por un escabeche de jabalí marca Fatto in casa, por sospecha de botulismo que se había adquirido en San Marcos Sierra, comunicó que las condiciones de elaboración y de conservas no estaban seguras.  Llegó la confirmación de la contaminación del alimento con la toxina, según comunicado de esta entidad”, aseguró la directora de Bromatología Sabina Salvarezza.

Desde el área municipal se trabaja en la prevención de esta patología y de todas las ETAS (Enfermedades de Transmisión Alimentarias) colocando afiches en locales comerciales, entregando folletería a los vecinos, explicando acercas de la prevención en cada capacitación de manipulación segura,  y publicando a través de diferentes canales de comunicación el spot audiovisual que explica del tema y brinda recomendaciones al respecto.

Salvarezza recordó además que no está permitida la comercialización de conservas caseras y aclaró a la población que ante el mínimo síntoma de esta patología deben dirigirse a la sala de salud más cercana.

ENFERMEDAD Y SÍNTOMAS

El botulismo es una enfermedad transmitida por alimentos (ETA) causada por una bacteria llamada Clostridium Botulinum, generadora de esporas y toxinas altamente tóxicas capaces de paralizar el sistema nervioso.

Esta bacteria vive y se reproduce en medios anaeróbicos, con lo cual no necesita del oxigeno para vivir.

Los principales alimentos involucrados son las conservas caseras de alimentos poco ácidos envasados en latas o en vidrio como es el caso de las carnes, pescados y algunas hortalizas enlatadas inadecuadamente proliferando las bacterias, alcanzando un número elevado y produciendo una toxina potente. La toxina se introduce en el cuerpo a través de los alimentos contaminados.

Los síntomas aparecen de 1 a 3 días de haber consumido el alimento contaminado y se manifiesta en principio como problemas gastrointestinales como nauseas, vómitos y cólicos; luego continúa con problemas del sistema nervioso e incluyen parálisis de los músculos que controlan la visión, la deglución (visión doble, dificultad en hablar y tragar, sequedad de lengua y laringe y debilidad progresiva). Si no se trata, los síntomas pueden progresar y la afección puede derivar en insuficiencia cardíaca y muerte por parálisis de los músculos respiratorios.

“El peligro principal está dado en conservas caseras de procedencia desconocida, donde no sabemos bajo qué condiciones se elaboraron y conservaron”, afirmó Salvarezza.

PREVENCIÓN

Para prevenir la enfermedad, la Dirección de Bromatología recomienda: evitar consumir conservas con la tapa abombada o latas golpeadas u oxidadas; evitar consumir conservas si desconoce su origen o si no se encuentran habilitados por la autoridad sanitaria competente; seleccionar siempre conservas que hayan sido fabricadas por elaboradores habilitados por la autoridad sanitaria competente; transporte y almacene las conservas en lugares frescos, bien ventilados, y mantenga el producto protegido del calor directo, la humedad y la contaminación; no consuma conservas envasadas que al momento de abrirlas despidan gas; no administrar miel a menores de 2 años.

La prevención del botulismo se basa en las buenas prácticas de preparación de los alimentos, en particular durante el calentamiento/esterilización, y la higiene.

Las cinco claves de la OMS para la inocuidad de los alimentos sirven de base a los programas de formación y capacitación de manipuladores de alimentos e informan a los consumidores. Son particularmente importantes para prevenir intoxicación alimentaria. Esas cinco claves son: Mantenimiento de la higiene; Separación de alimentos crudos y cocidos; Cocción total de los alimentos; Mantenimiento de los alimentos a temperaturas seguras; Utilización de agua potable e ingredientes crudos seguros.

Lectores: 254

Comentarios